Pagina Facebook
Home Vinos Premios Noticias Contacto
   
 

Historia

En el valle de Santa Rosa de Lavaderos, ubicado en la VII Región, enclavado entre los cerros que dominan el encuentro de los ríos Maule y Loncomilla, es donde se producen los vinos Bustamante.

Aquí los Incas explotaron la mina de oro del Chivato, que según cuenta la leyenda, gran parte se fue al Perú para el frustrado rescate de Atahualpa. Por aquí se trazó el Camino Real para poder balsear el río por donde transitaron los ejércitos de la Conquista, Independencia y Guerra Civil.

Por estos lares se refugiaron los bandidos de Purapel y también en esta zona los frailes evangelizadores realizaron su abnegada labor. En el siglo XVIII el río era navegable ya, gracias a los míticos marineros del Maule, los Guanayes, que en sus faluchos impulsaron el comercio desde y hacia Nueva Bilbao, la actual Constitución, y al resto de Chile, donde el vino producido en esta zona plantada por los conquistadores fue un producto fundamental.

Familia

La familia Bustamante ya desde comienzos del siglo XVII inicia esta actividad vitivinícola, donde las distintas generaciones plantaron las cepas en los campos que bordeaban los ríos Loncomilla y Maule. En el 1900 don Miguel Bustamante del Campo, en sus campos heredados de Botacura, Lo Bustamante y Liucura planta cepas francesas, convirtiéndose éstos en importantes centros vitivinícolas de la época. En el valle de Santa Rosa de Lavaderos don Oscar Bustamante del Campo, siguiendo la tradición de su padre, continúa con el cultivo y plantación de las viñas que son la base de los vinos que nuestra generación produce.